El doble rasero de ARENA y la ANEP con los préstamos | Mauricio Funes Sin Censura

Mauricio Funes Sin Censura

Publicaciones

El doble rasero de ARENA y la ANEP con los préstamos

Esta semana continuó el debate en la Asamblea Legislativa, en torno a los préstamos internacionales que el gobierno ha solicitado su ratificación con al menos 56 votos. ARENA ha insistido en que no acompañará esta votación porque el país no puede seguir endeudándose mientras la Asamblea Legislativa no haya aprobado una Ley de Responsabilidad Fiscal y el gobierno no abandone lo que ellos denominan: El despilfarro en los gastos gubernamentales.

Mayor muestra de doble rasero no puede exhibir la derecha política salvadoreña, respaldada por sus satélites en la cúpula empresarial como son la ANEP y FUSADES.

La casi totalidad de préstamos comprometidos en el gobierno anterior fueron y siguen siendo destinados a financiar los Programas Sociales que han permitido, de acuerdo a datos de la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples y la CEPAL, reducir la pobreza en 10 puntos porcentuales y la desigualdad en 5%.

En condiciones de bajo crecimiento económico, esta reducción de la pobreza solo ha sido posible por el impacto directo de la inversión social gubernamental en los sectores más vulnerables y excluidos del país.

Negarse a dar sus votos en estas condiciones evidencia un claro desprecio hacia la población mas pobre del país y una indiferencia manifiesta hacia las condiciones de vida de quienes históricamente han estado excluidos de los beneficios del crecimiento económico y de la acción del Estado.

Los préstamos en discusión en estos momentos en la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa están destinados a financiar programas de impacto social, prevención de la violencia y mayor competitividad de nuestra economía. Ninguno de ellos busca cubrir agujeros fiscales y menos cerrar la brecha existente en el presupuesto de este año.

No ha habido gobierno hasta la fecha, que en el ejercicio fiscal del año no enfrente desajustes en su presupuesto que acabe cubriendo con emisión de LETES, como primera opción de financiamiento, ante la baja recaudación tributaria que ha caracterizado al país.

Ha sido durante el gobierno anterior y en lo que va de este, que la carga tributaria aumento en 3 puntos porcentuales, dejando de ser el país con la más baja recaudación tributaria del continente.

Si los fondos de cooperación de China-Taiwán durante el gobierno Flores, por solo mencionar una de tantas prácticas de los gobiernos de ARENA, hubiesen financiado programas de reducción de la vulnerabilidad socio-ambiental de la población mas pobre del país, como originalmente era su propósito, hoy en día los resabios sociales y económicos heredados habrían sido menores.
De ahí la importancia de esclarecer este caso. No por oportunismo político electoral, sino para lograr que una practica mezquina ejecutada desde el gobierno central, como fue el desvío de recursos de cooperación para otros destinos, sea totalmente erradicada en el país.

Si en la venta de los bancos nacionales a empresas extranjeras, por mencionar otro caso, se hubiera pagado el IVA, que suele ocurrir en cualquier otra operación mercantil de estas dimensiones, el Estado habría contado con recursos suficientes a fin de evitar el endeudamiento vía emisión de Eurobonos para convertir deuda de corto plazo en deuda de largo plazo.

Nada de esto ocurrió por la insensibilidad de los sectores empresariales vinculados a la actividad financiera del país.

Ya no digamos los recursos que tendría el Estado para reducir el déficit fiscal si simultáneamente se redujeran significativamente los aún altos niveles de evasión y elusión fiscal.

¿Por qué el gobierno tiene que endeudarse para financiar programas de desarrollo social y crecimiento económico?

Primero, porque no existe otra fuente de ingresos fiscales mientras se mantengan bajas las tasas de crecimiento de la economía debido, sobre todo, a un bajo nivel de inversión privada, que no es de ahora sino de los últimos 20 años.

Y segundo, y de ahí lo del doble rasero, mientras los empresarios representados por la ANEP y que sostienen económicamente al partido ARENA, continúen oponiéndose a la implementación de políticas sociales redistributivas y caigan en la cuenta que invertir en los pobres es invertir en el desarrollo y crecimiento del país, la economía nacional no se expandirá y la desigualdad social seguirá siendo una fuente de inestabilidad.

Por eso insisto en la actitud de doble moral de la derecha política y empresarial salvadoreña representada por ARENA y ANEP.

Aparentan preocuparse por el bajo crecimiento del país y por el déficit fiscal acumulado en estos años, así como por el nivel de la Deuda Pública, pero no asumen su responsabilidad histórica en el debilitamiento y desfinanciamiento del aparato de Estado, cuando fueron gobierno y aplicaron a ultranza una política neoliberal que privatizó ganancias, en beneficio propio, y socializó perdidas en perjuicio de la inmensa mayoría de la población.

El actual presidente de la ANEP debería recordar que cuando su hermano, Juan José Daboub, fue Secretario Técnico del gobierno Flores y Ministro de Hacienda, a través del Banco Central de Reserva otorgó una garantía como medida de salvataje para absorber la quiebra y la crisis financiera que estaba ya provocando el mal manejo de CREDISA, cuyo accionista principal era el suegro de ambos. Cristiani a través del grupo Cuscatlán, previendo la quiebra de CREDISA, ya se habían desecho de sus acciones y se las habían vendido al suegro de Daboub.

En ese momento, ni FUSADES ni ANEP, pusieron el grito en el cielo y alertaron sobre el impacto que en las finanzas publicas tendría una operación de salvataje de tal magnitud diseñada desde la Administración Flores, y destinada a favorecer a un pariente de un alto funcionario de gobierno.

Tampoco ha sido aclarado el manejo del Fideicomiso para la inversión extranjera que hizo la diputada Ana Vilma de Escobar, siendo Vicepresidenta de la República y Presidenta de CONADEI.

Desde Enero de este año, la Fiscalía General de la República tiene un aviso de investigación para la deducción de responsabilidades y aún no conocemos si se ha abierto o no un expediente por el Ministerio Público en este bochornoso caso.

Tal como consta en una auditoria del Fideicomiso, la comisión gubernamental que asignaba los fondos favoreció en forma discrecional a varias empresas, en las que existía un claro conflicto de interés, en detrimento del resto de empresas que podrían haber calificado a este beneficio fiscal.

Si esos recursos no se le hubieran quitado al Presupuesto Gubernamental para otorgar privilegios fiscales a amigos del gobierno, el Estado no habría tenido necesidad de endeudarse para financiar programas sociales o de estimulo a la productividad.

Lo mismo habría que decir del caso de los INFOCENTROs, donde el gobierno, no este ni el anterior, despilfarro 10 millones de dólares, sin que haya habido una rendición de cuentas de esos recursos, y en el que estarían involucrados algunos miembros del “staff” de FUSADES así como el actual Director Ejecutivo de la ANEP, aficionado a frecuentar prostíbulos de otros países cuando viaja en misiones de la gremial que dirige.

Por eso, con compadres así en el gobierno, los empresarios no necesitan modernizarse para competir.

Con dobles raseros de quienes se oponen a los préstamos y a las políticas sociales, el país nunca saldrá del atolladero fiscal en que se encuentra…

Ahora entendemos el significado del lema de campaña de ARENA en las pasadas elecciones presidenciales: Recuperemos El Salvador….

Como no ganaron las elecciones y no se hicieron del botín gubernamental, quieren, entonces, repartirse lo que queda del patrimonio público con los nuevos rostros que van como candidatos a Diputados para el 2015…

Los hijos de la oligarquía y los empleados del gran capital a la carga….

Relacionado


0 comments