La izquierda arrepentida y sus razones de “a dólar” que explican su viraje a la derecha | Mauricio Funes Sin Censura

Mauricio Funes Sin Censura

Publicaciones

La izquierda arrepentida y sus razones de “a dólar” que explican su viraje a la derecha

Para explicar el comportamiento humano hay que tener presente la historia personal y el contexto social en el que se desarrolla la persona.

Hay individuos que difícilmente entenderemos cómo actúan o piensan ante diferentes circunstancias si no partimos del conocimiento de su historia de vida, de su trayectoria, de sus anhelos y hasta de sus frustraciones.

Es el caso de algunos personajes de la vida nacional, antes de izquierda ahora testaferros de la derecha, que yo definiría como integrantes de la izquierda arrepentida, a quiénes tenemos que remitirnos a su pasado para entender por qué actúan y piensan cómo lo hacen ahora.

Para el caso, el ex comandante de la guerrilla Facundo Guardado, conocido en el pasado por su espíritu aguerrido y sus dones de estratega militar, sólo podemos entender su pensamiento actual de derecha por las frustraciones vividas en los últimos años, sobre todo, desde que perdió control e influencia en la dirigencia y bases del FMLN.

Quiénes se tragan el cuento que Facundo Guardado fue el exponente de un pensamiento renovador de izquierda, lo que condujo a su salida del partido y el intento frustrado de construir una organización política que compitiera con el Frente, deberían tener presente que no existe a la fecha ningún planteamiento programático moderno de izquierda que haya sido expuesto o desarrollado por Guardado, y menos ahora que corre como candidato del derechista Partido Demócrata Cristiano.

Facundo Guardado intentó colarse sin éxito en el gobierno Saca y en el gobierno Funes. En este último llegó a ofrecerse como responsable de la relación con los sindicatos y organizaciones sociales bajo el módico salario de 20 mil dólares al mes. Podrá negarlo, pero yo mismo recibí su propuesta por intermedio de un empresario.

El hecho de no haberlo contratado explica parte de sus reparos y críticas hacia mi gobierno y al actual.

No es una visión renovadora y moderna del papel de la izquierda en el país lo que explica su viraje a la derecha.

Es el simple hecho de haber sido aceptado, primero, en ARENA cuando formó parte del equipo asesor del ex candidato presidencial arenero, Norman Quijano, y ahora candidato del PDC, en su versión derechista y partido protegido por la derecha oligárquica del país.

Otro ejemplo es Roberto Rubio, Director Ejecutivo de FUNDE, tanque de pensamiento al servicio de los intereses espurios de la derecha oligárquica.

FUNDE fue creada como fundación para la investigación académica en temas económicos varias décadas atrás, bajo los auspicios de ex comandantes de las FPL, en un momento que sólo existía FUSADES y CENITEC.

De las gestiones realizadas por sus fundadores con instituciones de cooperación es que vino su financiamiento. Rubio trabajó “finamente” para desprestigiar a sus compañeros de trabajo hasta quedarse con el control de la Fundación.

Ahora su financiamiento, bajo la conducción de Rubio, proviene de otras fuentes que le obligaron a un viraje en sus análisis y prioridades de investigación.

Bien dicen que “el que paga el mariachi pide la canción”

Su malestar hacia mi gobierno y el actual se explica porque hicimos desaparecer la improductiva Comisión Nacional de Desarrollo y por tanto, sus jugosos emolumentos. Lo mismo diría de otros ex integrantes de la referida comisión que se creó en tiempos de Calderón Sol.

Paradójicamente, nadie de ellos y menos Rubio han dado cuenta de los recursos públicos recibidos y en qué los emplearon.

Tampoco cuenta que formó parte de una unidad de análisis económico de la OIE, trabajo por el cual  recibió un salario proveniente de recursos del Estado.

Y así podemos mencionar a otros como Marvin Galeas que se jacta de no haber temido a las bombas de 500 libras, en su paso por el ERP; pero no explica las verdaderas razones de “a dólar” que le llevaron a confiar más y no temer a los principios neoliberales que defiende el partido ARENA, para quién ahora trabaja como estratega electoral.

O al servidor de tragos, que nunca ha explicado qué hizo con los recursos que deberían haberse orientado para mantener a flote el semanario “Primera Plana” , y aparece luego manejando una cantina de su propiedad y escribiendo artículos con clara orientación derechista, viendo la realidad desde “la ventana”

Por eso, en lo personal le tengo más respeto a los ideólogos de derecha, que defienden a capa y espada sus creencias, y que siempre lo han hecho, que a los arrepentidos de izquierda que la abandonaron porque no lograron un hueso cuando ésta llegó al poder.

Relacionado


0 comments