Las farsas informativas están cada vez más a la orden del día… | Mauricio Funes Sin Censura

Mauricio Funes Sin Censura

Publicaciones

Las farsas informativas están cada vez más a la orden del día…

El Diario de Hoy dedicó tres entregas sobre El Chaparral en las que cita un informe preliminar o borrador de auditoría de la Corte de Cuentas que no puede ser tomado como un documento concluyente y menos como un informe legal.

Se trata de eso precisamente: de un borrador susceptible de sufrir modificaciones a medida que avanza la investigación.

Las aseveraciones de este periódico de la derecha oligárquica, en el sentido que la Corte de Cuentas ha cuestionado la negociación directa con Astaldi para dar por cerrado el contrato de construcción del Chaparral o que la cantidad finalmente pagada no fue la adecuada porque no corresponde al avance real de la obra, no dejan de ser afirmaciones sin fundamento alguno pues no se encuentran en ninguna parte de la auditoría final sobre este proceso.

Lejos de eso. La Auditoría última de la Corte de Cuentas, con fecha Junio 2015, considera que el pago realizado a Astaldi por Cel es razonable, de acuerdo a standares internacionales.

Insisto, en esa Auditoría no se cuestiona ni la negociación realizada ni el pago final efectuado.
Dónde están, entonces, los indicios de corrupción que tanto cacarean las “gallinas” de ARENA?

Siguiendo los pasos de El Diario de Hoy, La Prensa Gráfica publica un titular este día en el que asegura que hay un Juicio de Cuentas por El Chaparral, en el que aparecen involucrados varios funcionarios de CEL.

Planteada así la nota, cualquiera podría pensar que la Corte de Cuentas ha abierto un juicio en una de sus Cámaras porque hay indicios de corrupción en el caso de El Chaparral.

Lo que La Prensa Gráfica no dice o no dimensiona adecuadamente es que este juicio de cuentas es en contra de personal administrativo de CEL por no haber supervizado diligentemente el uso de los recursos provenientes del anticipo que se le entregó a Astaldi durante el gobierno Saca.

En otra de las observaciones realizadas, la Corte de Cuentas cuestiona algunos desembolsos a las firmas supervisoras del proyecto por el orden de los 200 mil dólares, responsabilidad exclusiva de los contadores, gerentes y del coordinador del proyecto por parte de CEL.

En buenas cuentas, no hay una tan sola observación o hallazgo de este informe final, concluído en Junio de este año, que cuestione el proceso de negociación con Astaldi que se dió bajo mi gobierno y menos el pago de los $108.5 millones que se cancelaron a la empresa constructora para dar por terminado el contrato.

En una columna de La Prensa Gráfica, el asesor de ARENA, Claudio de Rosa, asegura que uno de los indicios de corrupción no aclarados es el pago de $108.5 millones a una empresa “señalada por actos de corrupción de Petrobras” en Brasil.

El señor de Rosa es tan ignorante, a menos que actúe de mala fe, al asegurar que la empresa que recibió los $108.5 millones está vinculada con el escándalo de Petrobras, siendo que Astaldi es italiana y no tiene nada que ver con los casos de corrupción que se investigan en Brasil.

En la nota de este día, La Prensa Gráfica reseña sólo 4 de las 5 observaciones de la auditoría final de la Corte de Cuentas y curiosamente pasa por alto la que establece con meridiana claridad que el pago final efectuado por CEL a Astaldi, de acuerdo a parámetros de empresas especializadas en el tema, es razonable.

Por qué La Prensa Gráfica no hace referencia a este hallazgo clave, de la misma manera como El Diario de Hoy da por válidas las observaciones de un borrador de Auditoría ya superado?

Se trata de agendas periodísticas cohonestadas por ambos periódicos para dañar la imagen del gobierno anterior y de este gobierno.

Se trata, además, de una vendetta política por los impuestos que deberán pagar ambos medios de comunicación y que por décadas les fueron deliberadamente dispensados.

Me refiero en este caso, no sólo al impuesto de la renta que les fue “perdonado” por la antigua Ley de Imprenta, pero que con las reformas aprobadas el año pasado deberán comenzar a pagar, sino a la “vivianada” de querer descontarse el IVA en operaciones comerciales y financieras, que de acuerdo a la ley, no pueden ni deben hacerlo.

A ambos periódicos les han encontrado gastos que sobrepasan el millón de dólares en los que han descontado créditos fiscales sin tener derecho a hacerlo por no estar relacionados directamente con el negocio gravado.

Es decir, se trata de IVAs que no se pueden deducir, pero que La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy lo han hecho para pagar una contribución fiscal menor.

Así operan muchas grandes empresas en el país. Y los dos principales periódicos matutinos no son la excepción.
Se trata de un doble rasero profesional que pone al descubierto la falta de ética de estos medios…

Relacionado


0 comments